Kalanchoe Fieltro-Kalanchoe Eriophylla

 

Kalanchoe Eriophylla es una planta crasa originaria de Madagascar, de crecimiento redondeado, muy resistente y fácil de cultivar. De poca altura suele crecer alrededor de diez centímetros. Sus hojas son gruesas y carnosas, de dos centimetros y medio de longitud, de forma alargada y punta redondeada, están cubiertas por una fina vellosidad blanquecina que le da un aspecto plateado. Son de color verde azulado, y suaves al tacto.

 

 

Los tallos también están cubiertos de pequeñas pilosidades blanquecinas al igual que las hojas. En primavera desarrolla tallos florales de hasta treinta centímetros de largo, de pequeñas flores de color rosa pálido, con cuatro pétalos y centro amarillento. Necesita un emplazamiento soleado o de sombra parcial, en situaciones de sol directo las hojas adquieren tonos rojizos. Adecuada para rocallas y borduras, sembrada directamente en el jardin o en macetas, en solitario o acompañadas de otras plantas crasas o de condiciones de cultivo similares. No es adecuada para plantar en zonas lluviosas, porque su vellosidad retiene mucho el agua y las plantas se estropean rapidamente.

 

 

Sustrato rico en arena gruesa, suelto y aireado, es aconsejable utilizar un sustrato especial para plantas crasas y cactus que contiene arena gruesa y materiales drenantes. En época de crecimiento, durante la primavera y el verano podemos  añadir algo de abono liquido, especial para plantas crasas y cactus una vez al mes. Es un cactus muy decorativo, sus hojas parecen estar recubiertas de fieltro. Es aconsejable mantenerlo en un lugar protegido para que sus hojas se mantengan limpias y mantengan su belleza.

 

 

Riegos escasos, mas frecuentes durante el verano. Dejar secar la tierra entre riegos, en plantas cultivadas en macetas, evitar que el agua sobrante del riego quede en contacto con la base de estas, es mejor no colocar platos. En invierno necesita permanecer prácticamente seca. Si la cultivamos en interior regar con especial moderacion. Evitar mojar las hojas durante el riego, si se mojan se estropearan fácilmente y perderán su belleza y salud.

 

 

Si el clima es frió o lluvioso, es mejor cultivar las plantas en macetas, para protegerlas fácilmente durante el invierno y en época de lluvias frecuentes, colocando las macetas en interior en un lugar luminoso, o bajo un porche o voladizo. Si el clima es muy frió con heladas, es mejor cultivar las plantas en un invernadero o en interior caldeado, aguantan perfectamente los ambientes con calefacción.

 

 

Es aconsejable ir retirando las hojas secas y estropeadas, así como las inflorescencias secas, para mantener las plantas en buenas condiciones. Pueden sufrir ataques de hongos en condiciones de retención de agua y mucha humedad, habrá que mantener las plantas secas y hacer algún tratamiento con productos anti hongos.

 

 

Es una planta resistente y fácil de cultivar, si la mantenemos libre de humedades, en un emplazamiento seco y cálido. Se reproduce por esquejes de tallo y de hoja. Los tallos largos arraigan fácilmente desde sus nudos si entran en contacto con el sustrato.  DIFICULTAD BAJA.

.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *