Flor de la Luna-Princesa o Reina de la Noche-Selenicereus Wercklei

 

Selenicereus Wercklei es una planta perenne colgante perteneciente a la familia Cactaceae, es originaria de México y Costa Rica. Es una planta de crecimiento colgante que requiere condiciones de cultivo similares a las plantas Epifitas en relación al suelo, situación y riego, de hecho son plantas Epifitas o Litófitas, crecen enganchadas sobre las ramas de los arboles o entre las grietas de las rocas en su habitad natural. La planta puede alcanzar alrededor de setenta y cinco centímetros de longitud. Se la conoce por «Flor de la Luna», Princesa de la Noche»o Reina de la Noche» porque florece de noche, y porque su nombre hace referencia a «Selene» la diosa griega que personaliza la Luna.

 

 

Sus tallos son largos y cilíndricos, frecuentemente acanalados, son gruesos y carnosos de algo mas de un centímetro de diámetro, los tallos adultos son de color verde brillante, los brotes jóvenes nuevos son de color verde mas claro y se desarrollan de forma vertical cuando son jóvenes, para adquirir un habito colgante cuando maduran y se alargan. Frecuentemente los tallos presentan raíces aéreas,que en la naturaleza le sirven para sujetarse en las ramas, tienen pequeñas areolas de color blanco provistas de diminutas espinas de color blanquecino.

 

 

 

Selenicereus Wercklei florece en verano, sus flores son de tamaño medio y suelen medir alrededor de quince centímetros de diámetro, son muy bonitas, de color blanco y presentan la base ligeramente fucsia y el tubo de la flor espinoso, el fondo de los pétalos es de color blanco amarillento, las flores tienen forma de trompeta y sus pétalos son estrechos y largos. Las plantas florecen por la noche y las flores se abren solo una vez. Sus frutos son ovalados.

 

 

Situación de sombra parcial o sombra luminosa, evitar el sol directo que hace que sus hojas amarilleen y puede causar quemaduras en su vegetación, admiten el sol directo de primeras horas del día o de la tarde pero es aconsejable acostumbrarlas poco a poco al sol, si el clima es muy cálido prefieren un emplazamiento sombreado y luminoso. Si las cultivamos en interior las colocaremos lejos de las ventanas, donde no reciban los rayos de sol para evitar quemaduras.

 

 

Suelo poroso y bien drenado, utilizaremos un poco de sustrato rico en turba mezclado con tierra de cactus, el sustrato ideal debe contener un poco de turba y fibra de coco mezclado con arena y distintos materiales minerales de diferentes tamaños para que aseguren un perfecto drenaje. No necesitan mucho abono, pero podemos añadir un poco de abono liquido especial para plantas crasas y cactus disuelto en el agua de riego, mensualmente, en época de crecimiento y floración.

 

 

 

Riegos regulares pero evitando empapar el sustrato, son plantas muy sensibles al exceso de riego, especialmente en invierno con temperaturas bajas, en primavera y verano regar de vez en cuando para hidratar ligeramente el sustrato, en otoño y especialmente en invierno regar poco o muy poco, solo para para evitar que sus raíces se sequen, las plantas crasas y cactus entran en un periodo de reposo durante el invierno. Si hace mucho calor es recomendable mojar los tallos ligeramente de vez en cuando, utilizando agua a temperatura ambiente, en invierno utilizar agua templada nunca regar con agua fría. Las plantas adultas no necesitan apenas riego durante el invierno.

 

 

Selenicereus Wercklei no necesita podas especiales, pero es recomendable retirar los tallos secos y estropeados para evitar la proliferación de plagas y mantener las plantas bonitas. Mantendremos las plantas en temperaturas invernales de al menos diez o doce grados para que no sufran desperfectos por el frió, en climas de inviernos muy fríos y heladas cultivaremos las plantas en interior o en invernaderos, al menos durante el invierno, podemos colocarlas en una habitación fresca o en el garaje.

 

 

Se reproduce por semillas y muy fácilmente por esquejes, por semillas es un proceso largo hasta conseguir plantas de buenas dimensiones, las semillas se siembran en primavera o cuando el fruto esta maduro, es aconsejable sembrarlas cuando las temperaturas son de entre quince y veinte grados. Por esquejes procederemos en primavera o principios de verano obteniendo los esquejes de los tallos terminales, dejar cicatrizar las heridas del corte por unos días previamente a su siembra. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *