Dedos de Bebe-Planta Ventana-Fenestraria Rhopalophylla

 

Fenestraria Rhopalophylla es una planta crasa perenne perteneciente a la familia Aizoaceae, es originaria de zonas subtropicales de desiertos de Sudáfrica. Se la conoce comúnmente como  «Baby Toes» (Dedos de pie de Bebe) por la forma de sus hojas. En ocasiones es conocida como «Piedras Vivas» o Cactus Piedra» como tan bien se conocen comúnmente a los «»Lithops» plantas mas bajas y redondeadas parecidas a piedras que pertenecientes también a la familia Aizoaceae. Fenestraria es una planta pequeña y compacta de crecimiento redondeado.

 

 

Sus hojas crecen agrupadas en formas compactas, son alargadas y cilíndricas de crecimiento vertical en forma de dedo, son de color verde claro. La parte superior de la hoja es translucida, cuenta con una fina membrana  que permite a la planta adsorber la luz aunque este cubierta por arena como ocurre en su habitad natural. Su nombre proviene del latín «fenestra» (ventana) y hace referencia a esta parte de la hoja plana y translucida de su extremo superior. En ocasiones las hojas presentan pequeños dibujos grisáceos o marrones.

 

 

Fenestraria Rhopalophylla florece de finales de verano a otoño, sus flores son grandes (en relación al tamaño de la planta) y crecen en el extremo de un fino tallo cilíndrico y largo que sobresale por encima de las hojas, las flores son parecidas a las flores de margarita y tienen muchos pétalos delgados y alargados de distintos tonos, frecuentemente son de color amarillo o blanco.

 

 

Admiten distintos grados de luminosidad, podemos cultivarlas en una situación soleada o parcialmente soleada, en su habitad natural frecuentemente esta cubierta de arena. Necesita un sustrato suelto y arenoso, bien drenado, admiten suelos pobres con pocos nutrientes, utilizaremos un sustrato especial para plantas crasa y suculentas que contiene arena y pequeños áridos de distintos calibres que aseguran un buen drenaje. Añadiremos un poco de abono mineral liquido especial para cactus y plantas crasas, disuelto con el agua de riego a principios de primavera. Riegos moderados en primavera y verano, de mediados de otoño a febrero casi no necesitan riego, solo regaremos ligeramente y ocasionalmente si el sustrato esta muy seco.

 

 

Fenestraria no necesita poda, pero es recomendable eliminar las hojas secas o estropeadas y cortar las inflorescencias secas. Es muy resistente a condiciones extremas, puede tolerar temperaturas altas en verano y temperaturas frías en invierno, incluso algunas heladas suaves y esporádicas siempre que la tierra de cultivo permanezca seca para evitar pudriciones, aun así es recomendable colocar las plantas bajo porches o voladizos para prevenir daños en invierno, manteniendolas a salvo del frió y de la lluvia.

 

 

 

Frenestraria Rhopalophyla se reproduce por semillas o por división de planta, por semillas es un proceso muy largo ya que las semillas tardan en germinar y las pequeñas plántulas crecen muy lentamente. Es recomendable reproducir las plantas por división, las plantas adultas crecen y forman pequeñas plantas a su alrededor, podemos separar con cuidado algunos trozos de este crecimiento lateral de la planta madre en primavera para conseguir nuevas plantas.

 

 

Son plantas bastante resistentes a las plagas de insectos y enfermedades típicas del jardin o la terraza, su principal enemigo es el exceso de riego y mal drenaje del sustrato que ocasiona pudrición de raíces y el deterioro general de la planta. DIFICULTAD BAJA.

 

 

2 comentarios sobre “Dedos de Bebe-Planta Ventana-Fenestraria Rhopalophylla

  • el 30 mayo, 2019 a las 12:51 am
    Permalink

    Tengo una de estas suculentas pero hoy giré la maceta y descubrí horrorizada que tres de las «hojas» aparecen con un corte horizontal cerca de la punta. No la había movido en una semana, ¿Qué pudo suceder? ¿Qué puedo hacer?

    Respuesta
    • el 9 junio, 2019 a las 6:12 pm
      Permalink

      Los cactus y suculentas pueden sufrir grietas por estar expuestas a temperaturas extremas, especialmente durante el invierno. Las grietas suelen cicatrizar, procure no mojar las heridas para que cicatricen mas pronto y riegue las plantas solo un poco de vez en cuando evitando empapar el sustrato. Coloque la planta en un emplazamiento de sombra parcial. Asegúrese que la tierra drene perfectamente.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *