Crassula Ovata Hobbit

 

Crassula Ovata Hobbit es una planta crasa híbrida perenne que se origino por el cruce entre distintas variedades de Crassulas. Es una planta pequeña de unos veinte centímetros que con la edad puede alcanzar cincuenta centímetros de altura y entre treinta y cuarenta de diámetro. Es una planta compacta de lento crecimiento, tiene tallos gruesos y carnosos de color verde de jóvenes que cambian a color marrón grisáceo en plantas adultas, en los extremos de los tallos se desarrollan las hojas. Las plantas adultas tiene formas similares a bonsais.

 

 

Las hojas son alargadas casi cilíndricas, de color verde intenso brillante y superficie lisa, son carnosas y crecen de forma vertical o ligeramente inclinadas. Los extremos de las hojas son redondeados y oblicuos y muestran una hendidura redondeada a modo de ventosa, los bordes de la hendidura están dibujados de rojo.

 

 

 

Crassula Ovata Hobbit florece en otoño o invierno. Las flores son muy pequeñas y crecen reunidas en grupos, tienen forma de estrella pueden ser de color blanco o bicolores blancas y rosas, presentan finísimos estambres que sobresalen de la flor

 

 

Podemos cultivarlas en una situación soleada o parcialmente soleada. Es adecuada para cultivar en macetas o en el suelo del jardin, rocallas o pequeños montículos, sembrada en solitario, en grupos o formando composiciones junto a otras plantas de mantenimiento similar. Necesitan un sustrato suelto y arenoso, es recomendable utilizar una tierra especial para el cultivo de plantas crasas y cactus que contiene arena gruesa y áridos pequeños que aseguran el drenaje.

 

 

Al tratarse de una planta crasa de tallos y hojas carnosas que retienen el agua no necesitan mucho riego, en primavera y verano regaremos las plantas una o dos veces por semana dependiendo de las temperaturas, en otoño e invierno distanciaremos los riegos, solo regaremos cuando sea necesario. El sustrato de las plantas cultivadas en exterior permanece húmedo mas tiempo especialmente en invierno y en época de lluvias, durante todo el año regaremos cuando la tierra este seca y dejaremos que se seque de nuevo ente riegos. Es imprescindible que el suelo drene perfectamente, en ejemplares cultivados en macetas es recomendable no colocar platos bajo las macetas para que el resto de agua de riego fluya perfectamente, si colocamos platos pondremos pequeñas piedras en el para que el agua no quede en contacto con la base de la maceta. No necesita poda, solo retirar los restos de inflorescencias secas y las hojas secas o estropeadas.

 

 

Puede resistir temperaturas próximas a cero grados si la tierra permanece seca, pero no resiste temperaturas inferiores ni heladas. En climas con temperaturas cálidas libres de heladas se pueden mantener durante todo el año en exterior, sembradas en rocallas o en macetas, mejor colocarlas en lugares elevados para asegurar que el suelo de plantación drene perfectamente. En climas de temperaturas invernales frías es mejor cultivarlas en macetas para protegerlas del frió intenso durante el invierno, colocándolas en interior o en invernaderos

 

 

Crassula Ovata Hobbit se reproduce fácilmente por esqueje de tallo o por hoja, es recomendable dejar secar las heridas del corte del esqueje o de la hoja durante unos días antes de introducirlo en tierra, para evitar que el tallo del esqueje o la hoja se pudra. Introduciremos el trozo del esqueje una vez cicatrizado en tierra, pero la hoja solo la introduciremos ligeramente para que desarrolle raíces, en algunas ocasiones las hojas que se caen, desarrollan raíces por si mismas pasadas unas semanas si quedan en contacto con la tierra. Son plantas resistentes que no suelen tener problemas con plagas o enfermedades, pueden sufrir ataque de hongos o pudriciones en condiciones de mucha humedad o mal drenaje. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Un comentario sobre “Crassula Ovata Hobbit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *