Asiento de suegra-Echinocactus Grusonii

 

Echonocactus Grusonii es un cactus originario de México, es un cactus muy popular, ampliamente cultivado por todo el mundo, esta considerado en peligro de extinción en México. Es una planta muy decorativa y apreciada en jardinería, utilizada también como planta de interior en climas con inviernos muy fríos. Es un cactus de crecimiento redondeado de color verde, su parte superior es algo aplanada y presenta una fina lanosidad amarillenta o blanca, esta cubierto de espinas gruesas de color blanco.

 

img_20160917_175052833

 

En sus lugares de origen hay ejemplares que superan el metro de altura, son plantas que tienen muchos años de edad considerando que son de lento crecimiento. Suele crecer en solitario, aunque los ejemplares adultos pueden desarrollar pequeños cactus a sus pies. Este cactus presenta prominencias delgadas, parecidas a costillas, que se desarrollan de forma vertical a lo largo de todo su perímetro, es en estos abultamientos donde crecen las espinas.

 

 

 

Tiene dos tipos de espinas. Las centrales se agrupan en menor numero, entre tres y cinco, y suelen medir alrededor de cinco centímetros de longitud, estas pueden crecer de forma erecta o curvarse hacia abajo. Las espinas que las rodean se agrupan en un numero mayor, de ocho a diez pero suelen medir unos tres centímetros, estas suelen ser rectas, ambas son espinas fuertes y puntiagudas de color blanco o blanquecino verdoso.

 

 

 

Florece en verano, los ejemplares jóvenes no suelen florecer, los adultos presentan flores en las areolas superiores estas aparecen entre la lanosidad. Las Areolas, son una especie de yemas abultadas en donde se desarrollan las espinas o las flores de los cactus. Las flores solo duran unos días, sus pétalos exteriores son de color marrón castaño por el exterior, su cara interior es de color amarillo, estos pétalos rodean otros pétalos interiores de color amarillo brillante.

 

 

Las plantas jóvenes prefieren un ubicación protegida de los rayos directos del sol, cuando son adultos admiten situaciones totalmente soleadas. Necesitan un sustrato suelto y arenoso con un excelente drenaje, es recomendable utilizar para su plantación, un sustrato especial para cactus que contiene arenas de distintos tamaños, para asegurar un buen drenaje. Podemos abonar durante la primavera y el verano añadiendo un porcentaje de abono especial para cactus al agua de riego una o dos veces al mes.

 

 

Regar de forma regular durante el verano con temperaturas altas, cuando las temperaturas bajen durante el otoño ir distanciando los riegos, en invierno no suele necesitar riegos sobre todo si las temperaturas son bajas. Las plantas adultas toleran mejor los periodos de sequía, también pueden soportar temperaturas frías siempre que el sustrato de plantación se encuentre seco.

 

img_20160917_175052833

 

El Echinocactus Grusonii como planta adulta, necesita luz solar directa por lo menos durante unas horas al día, para crecer y desarrollarse correctamente. Le gusta el calor y prefiere temperaturas por encima de los quince grados. Puede aguantar temperaturas inferiores siempre que se mantenga la tierra seca. No resiste las heladas, ya que suelen ser letales para la planta.

 

 

Se reproduce por semillas y por separación de pequeños cactus que en ocasiones nacen a los pies de la planta madre, hay que separarlos con cuidado y sembrarlos en macetas individuales. Las semillas germinan fácilmente, los mini cactus se mantienen en emplazamientos protegidos y temperaturas cálidas, no inferiores a quince o dieciséis grados.

 

img_20160917_175049042

 

Durante el verano, con temperaturas altas pueden sufrir ataques de pulgones y cochinillas, tendremos que aplicar productos insecticidas específicos para su eliminación, suelen ser necesarias varias aplicaciones con un intervalo de diez o quince días entre ellas. Aplicar las pulverizaciones al atardecer cuando los rayos del sol no incidan sobre la planta, de este modo evitaremos quemaduras solares.

 

 

 

Estos cactus son recomendables para jardines de bajo mantenimiento, ya que son plantas fáciles de cultivar y una vez bien establecidas no necesitan muchos cuidados, ni podas ni excesivos riegos. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *