Piracanta bonsai-Espino de fuego-Pyracantha

 

Pyracantha es una planta arbustiva perteneciente a la familia Rosaceae, frecuentemente cultivada como bonsai por sus gran resistencia y el valor ornamental de sus flores primaverales y especialmente por sus llamativos frutos de finales de verano y otoño. Pyracantha es originaria del Mediterráneo, de zonas del Sureste de Europa y Sureste de Asia. Las variedades Angustifolia y Coccinea son las mas utilizadas.

 

img_20161009_111203463

 

Es un arbusto muy ramificado de tallos leñosos y crecimiento erecto. Sus hojas son perennes o parcialmente perennes, alargadas de bordes dentados, son de color verde y pequeñas lo que la hace adecuada para cultivar como bonsai. Admite diferentes estilos de bonsai.

 

 

Florece en primavera sus flores son pequeñas y crecen reunidas en grupos en los extremos de los tallos. Las flores se trasforman en pequeños frutos redondeados de color verde, a medida que maduran se transforman en tonos brillantes de color naranja, amarillo o rojo dependiendo de la variedad. Los frutos permanecen durante mucho tiempo sobre el arbusto dándole un aspecto muy decorativo.

 

 

 

Los arbustos de Pyracantha necesitan en emplazamiento soleado o parcialmente soleado para desarrollarse, florecer y fructificar adecuadamente, por ello cultivado como bonsai agradecerá una situación soleada al menos durante unas cuantas horas al día, para que pueda florecer y fructificar. Prefiere una situación exterior protegida de las inclemencias del tiempo. Resisten situaciones de sombra parcial o sombra pero florecerán menos o no lo harán.

 

img_20161009_111207050

 

Como arbustos resistentes no necesitan un sustrato muy especial, pero si es imprescindible que drene correctamente. Cultivados como bonsais podemos utilizar una tierra especial para bonsais pero debemos asegurar que drene correctamente. Aplicaremos abonos especiales para bonsais al inicio de la primavera, en tierras pobres podemos añadir un poco de humus de lombriz para enriquecer el sustrato.

 

 

Regar de forma regular evitando que el resto de agua de riego quede en contacto con la base de la maceta, al tratarse de un arbusto resistente a carencias de agua, es sensible al exceso de humedad en sus raíces. Es recomendable dejar que el sustrato se seque un poco antes de volver a regar. Si las temperaturas son muy altas agradece pulverizaciones con agua sin cal.

 

img_20161009_111203463

 

Generalmente es una planta muy resistente, resiste el frió y el calor, pero los ejemplares cultivados como bonsais deben protegerse del frió intenso y del calor extremo. Las pequeñas raíces de las plantas al estar cultivadas en pequeños recipientes se enfrían o calientan mas rapidamente que los arbustos cultivados directamente en el jardin o en macetas grandes, por lo que deben mantenerse mas hidratadas y protegidas que las plantas cultivadas en forma arbustiva. Si hace mucho calor las colocaremos en in emplazamiento de media sombra, si hace mucho frió en un invernadero o interior luminoso, especialmente si hay heladas.

 

Resultado de imagen de pyracantha bonsai

 

Las Pyracanthas admiten muy bien la poda, lo que facilita su cultivo como bonsai. Al final de invierno o principios de primavera recortaremos los tallos demasiado largos para favorecer el nacimiento de nuevos brotes y mantener plantas mas tupidas y armoniosas. Eliminaremos tallos mal orientados y posibles brotes que crezcan en la parte inferior del bonsai. Podemos alambrar durante todo el año, teniendo especial atención de que los alambres no dañen los tallos es aconsejable revisarlos frecuentemente.

 

 

Se reproducen por semillas o por esquejes, pero es recomendable partir de plantas arbustivas para cultivarlos como bonsais, elegiremos una planta que disponga de un tallo lo mas grueso posible para ir formando nuestro bonsai por medio de podas, también podemos adquirir un prebonsai o un bonsai e ir manteniendo o cambiando su forma mediante podas anuales.

 

 

 

Los bonsais de Pyracantha son muy resistentes y fáciles de cultivar. No suelen tener problemas graves con plagas de insectos en condiciones adecuadas de cultivo, en plantas mal aireadas y en primavera o verano con temperaturas altas puede tener problemas puntuales de cochinillas o pulgones. Efectuaremos pulverizaciones con productos específicos para su control y eliminación, es recomendable efectuar los tratamientos al atardecer lejos de los rayos del sol para prevenir posibles quemaduras foliares. Su principal enemigo es el exceso de riego o mal drenaje de la tierra de plantación, que puede ocasionar perdida de hojas y pudriciones en la planta. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *