Naranjo enano Kinzu-Citrus Kinzu bonsai-Fortunella Hindsii

 

Fortunella Hindsii o Naranjo enano Kinzu es un tipo de cítrico originario de Asia tamien conocido como «Kumquat de Hong Kong. Es un árbol pequeño de hoja perenne muy cultivada como bonsai. Es una planta de crecimiento lento y frutas muy pequeñas del tamaño de un guisante lo que hace que sea una planta muy adecuada e interesante para su cultivo en macetas, especialmente como bonsai. En climas cálidos se cultiva también en el jardin como árbol ornamental.

 

 

Es una árbol pequeño y espinoso muy ramificado su corteza es delgada de color marrón grisáceo. Sus hojas son perennes, pequeñas, estrechas y rígidas de textura suave, de color verde oscuro brillante y forma oval. Florece en primavera sus flores son blancas y muy perfumadas, con un maravilloso aroma a azahar, su aroma es mas intenso al atardecer. Las flores dan paso a frutos minúsculos redondeados de color verde de alrededor de un centímetro, se parecen a pequeños guisantes, cambian a color naranja cuando maduran, y suelen medir entre dos centímetros y medio y  cuatro centímetros como mucho, es comestible pero muy pequeña y contiene varias semillas grandes en relación al fruto.

 

 

Este bonsai se puede cultivar en interiores luminosos lejos de la calefacción. Si lo cultivamos en climas de inviernos con fríos moderados podemos cultivarlo en exterior donde florecera y fructificara adecuadamente. En interior es mas difícil que haga frutos al no haber insectos polinizadores. Necesita una situación soleada unas cuantas horas al día para florecer abundantemente. Cultivado como bonsai es recomendable evitar el sol en las horas centrales del día especialmente en verano con temperaturas altas.

 

 

Es recomendable trasplantar la planta al final de invierno o principio de primavera cuando las temperaturas empiezan a subir, de este modo la planta empezara rapidamente a general raíces nuevas al contar con un nuevo sustrato. Utilizar una mezcla de calidad de tierra para bonsais, que contenga akadama, turba y pequeñas piedras volcánicas para el drenaje en proporción similar. Es aconsejable realizar el trasplante cada dos años.

 

 

Si lo cultivamos como pequeño árbol ornamental utilizar una sustrato de calidad rico en nutrientes y turba, añadir un poco de grava volcanica en el fondo de la maceta o en el hueco de plantación para asegurar el drenaje. Aplicaremos abonos solubles al principio de primavera especiales para cítricos que fomentan la floración. Durante la primavera incorporaremos abonos granulados especiales para cítricos para asegurar un buen desarrollo de la planta y una excelente fructificacion.

 

 

Regar regularmente durante la primavera y verano con temperaturas cálidas, no encharcar el terreno. Los cítricos son muy sensibles al estancamiento de agua que produce pudrición de raíces y el deterioro de la planta, evitar dejar agua en el plato del bonsai, es recomendable variar el exceso de riego pasados diez minutos. En otoño e invierno distanciar los riegos manteniendo ligeramente húmedo el sustrato.

 

 

Admite muy bien la poda, se poda al final de invierno o principios de primavera, es recomendable pinzar el extremo de sus tallos en primavera, antes de la floración o en verano, para favorecer el nacimiento de nuevos brotes y plantas mas compactas, los bonsais de cítricos no se suelen alambrar puesto que mediante sucesivas podas es fácil conseguir preciosos bonsais. En climas de inviernos cálidos, como el clima mediterráneo, podemos cultivarlos en exterior durante todo el año, elegiremos un emplazamiento soleado y resguardado de los vientos y del frió. Si lo cultivamos en climas de inviernos fríos es aconsejable resguardar el bonsai en interior o en una galería o invernadero bien iluminado durante el invierno, en primavera lo colocaremos de nuevo en exterior.

 

 

Es una planta y un bonsai muy valorado especialmente por la belleza y fragancia de sus flores y por sus pequeños y decorativos frutos naranjas. Se puede multiplicar por esqueje o acodo pero generalmente se multiplica por injerto. Es especialmente sensible ante encharcamientos que pueden ocasionar ataques de hongos especialmente en sus raíces que pueden ocasionar la muerte de la planta es esencial evitar empapar el sustrato y facilitar el drenaje. Como el resto de los cítricos puede ser afectadas por plagas típicas como el «minador de los cítricos», cochinillas y mosca blanca, es aconsejable rociar las plantas con insecticidas sistémicos específicos para su control y eliminación. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *