Pittosporum Tobira Nana

 

Pittosporum Tobira Nana es un arbusto muy ramificado, es una variedad de Pittosporun Tobira de menor crecimiento, pertenece a la familia Pittosporacea, y es originario de Japón y del este de China. Es un arbusto compacto y denso, redondeado, que mide entre treinta centímetros y cerca de ochenta centímetros de altura, es mas ancho que alto pudiendo alcanzar hasta dos metros de diámetro. Es una planta muy ramificada desde la misma base del arbusto donde desarrolla tallos casi horizontales.

 

 

Sus hojas son perennes con forma ovalada, de color verde brillante y superficie lisa, presentan una nerviación central longitudinal muy pronunciada de color verde amarillento, el borde de sus hojas es liso. Las hojas crecen reunidas formando una especie de roseta terminal redondeada en el extremo de los tallos, son mas pequeñas que en el «Pittosporum Tobira».

 

 

Florece a mediados de primavera, pero puede empezar a florecer antes si el clima es cálido. Sus flores se desarrollan en grupos terminales, son pequeñas de apenas un centímetro de diámetro de color blanco amarillento, tienen forma estrellada con cinco pequeños pétalos ovales, son perfumadas, su aroma nos recuerda al azahar. Las flores fecundadas dan lugar a frutos globosos, en su interior se encuentran las semillas en tres cavidades.

 

 

 

Pittosporum Tobira Nana necesita una situación soleada para desarrollarse bien. Suelo medianamente fértil y arenoso que drene correctamente, si el suelo es demasiado húmedo o dispone de un mal drenaje sus hojas amarillean y la planta se estropea. Si el suelo es arcilloso es recomendable preparar el terreno antes de su siembra, añadir algo de materia orgánica y arena de rió para enriquecer el terreno y facilitar el drenaje, mejorando así la calidad del suelo y haciéndolo mas permeable.

 

 

Riegos regulares evitando empapar el sustrato, es recomendable dejar secar ligeramente el sustrato entre riegos, detesta el riego excesivo que estropea su vegetación y puede provocar pudriciones. Regar mas a menudo los ejemplares recién trasplantados y los cultivados en macetas, especialmente en primavera y verano en época de mayor desarrollo y temperaturas mas altas. Las plantas adultas bien enraizadas en el suelo del jardin pueden soportar periodos de sequía.

 

 

Las plantas de Pittosporum Tobira Nana admiten muy bien la poda, lo que las hace idóneas para la formación de setos bajos sembradas en grupos o como ejemplar aislado cultivado en el jardin o en macetal formando ejemplares redondeados. Es una planta muy resistente de bajo mantenimiento y muy fácil de cultivar. Podaremos a finales de invierno el extremo de los tallos demasiado largos o que crezcan en una dirección no deseada, las podas favorecen la ramificación y un aspecto compacto y armonioso, aunque no suele ser necesaria.

 

 

Pittosporum Tobira Nana prefiere climas con temperaturas invernales moderadas aunque resiste heladas leves y cortas recuperándose rapidamente, es una planta adecuada para cultivar en jardines costeros muy resistente al salitre y al viento. Se reproduce fácilmente por esquejes parcialmente leñosos, podemos utilizar los restos de poda para obtener esquejes terminales que despojaremos de sus hojas inferiores, introduciremos al menos una tercera parte del tallo en tierra manteniéndola húmeda hasta que genere raíces.

 

 

Es un arbusto muy resistente ante las plagas y enfermedades típicas del jardin, no suele tener problemas serios en condiciones adecuadas de cultivo, el exceso de riego o drenaje insuficiente puede estropear sus hojas y provocar pudrición de raíces. DIFICULTAD MUY BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *