Ligustrum Japonica Variegatum

 

Ligustrum Japonica Variegatum es un arbusto o pequeño árbol perenne originario de Japón y Corea, actualmente se cultiva en muchas otras zonas del mundo. Es un árbol pequeño o arbusto muy ramificado, suele medir entre dos y cinco metros de altura de copa redondeada. Su tronco es liso de color marrón grisáceo y sus raíces no se extienden mucho.

 

 

 

Sus hojas son ovaladas y brillantes, terminan en punta, son de color verde con manchas de color amarillo cremoso en sus bordes, son gruesas y suaves con textura de cuero, crecen de forma alterna sobre los tallos. Las hojas no son muy grandes, pueden medir de cinco a diez centímetros de longitud y de tres a cinco de anchura, pero son muy numerosas.

 

 

Ligustrum Japonica Variegatum florece en primavera o principios de verano dependiendo del clima de cultivo. Sus flores crecen agrupadas, son pequeñas aromáticas y de color blanco, tienen cuatro pétalos, los racimos de flores pueden medir de siete a diez centímetros de longitud. Crecen en los tallos terminales y dan a la planta un aspecto luminoso. Las flores atraen a mariposas y otros insectos polinizadores.

 

 

 

Sus frutos son pequeños de color azul oscuro o negro azulado brillante, son redondeados un poco alargados similares a diminutas olivas, crecen en racimos al igual que las flores. Maduran a finales de verano o en otoño, pueden permanecer en el árbol durante mucho tiempo. Los pájaros se sienten atraídos por sus frutos, son tóxicos a las personas.

 

 

 

Necesita una situación soleada para crecer y florecer adecuadamente, aunque puede adaptarse a emplazamientos parcialmente soleados o de sombra luminosa pero no florecera. Es adecuado para cultivar en jardines públicos o privados, como ejemplar solitario o formando grupos o alineaciones a lo largo de caminos o parques. Los ejemplares cultivados en forma arbustiva se pueden utilizar para formar setos o plantas aisladas, también admiten su cultivo en macetas.

 

 

 

Ligustrum Japonica Variegatum es una planta adecuada para cultivar como árbol o arbusto e incluso como Bonsai. Podemos cultivarlo en el jardin formando setos o como ejemplar aislado, como árbol en solitario o en alineaciones, adecuado para decorar jardines públicos y privados. En su forma arbustiva puede cultivarse en macetas para la decoración de patios o terrazas.

 

 

 

Utilizaremos un sustrato rico en nutrientes, que contenga turba y arena para asegurar un buen enraizamiento y drenaje, puede sobrevivir en suelos pobres. Es recomendable añadir anualmente a finales de invierno o principios de primavera, un poco de abono orgánico como estiércol para enriquecer el terreno, especialmente durante los dos o tres años siguientes a su plantación. En arboles o arbustos adultos podemos distanciar los aportes de abono, cada dos o tres años.

 

 

 

Es recomendable regar a menudo los ejemplares jóvenes y recién trasplantados, especialmente en primavera y verano con altas temperaturas, tienen pocas raíces y se secan fácilmente. Los arboles o arbustos una vez bien enraizados resisten periodos de sequía. Las plantas cultivadas directamente en el suelo del jardin no necesitan apenas riegos una vez bien enraizados, pero en primavera y verano agradecerán riegos regulares, en otoño e invierno iremos distanciando los riegos. Los arbustos en maceta necesitan riegos regulares, mas frecuentes con temperaturas altas.

 

 

 

Admite muy bien la poda, por lo que se utiliza frecuentemente para setos, ejemplares topiarios y arboles. Es recomendable cortar el extremo de sus ramas a finales de invierno o principios de primavera, potenciaremos así el nacimiento de nuevos brotes y plantas y arboles mas compactos y atractivos. En la misma época efectuaremos una poda de limpieza eliminando tallos estropeados y rotos, y restos de frutos secos, los ejemplares adultos admiten podas mas fuertes para rejuvenecer los ejemplares. Las plantas cultivadas para la formación de setos o topiarios, admiten podas frecuentes, en primavera, verano y principios de otoño. Eliminaremos todos los tallos que sobresalgan para mantener la forma deseada de los ejemplares.

 

 

En climas con temperaturas invernales moderadas sus hojas son perennes, las plantas pueden resistir algunos grados bajo cero y heladas suaves, pero si las heladas se intensifican la planta puede perder parte de sus hojas o la totalidad, puede resistir hasta diez grados bajo cero, en primavera las hojas brotaran de nuevo.

 

 

Se reproduce fácilmente por semillas, las semillas son diseminadas por los pájaros y germinan cuando encuentran condiciones favorables. Podemos sembrar las semillas en primavera o en otoño en un sustrato rico en turba y arena. Se multiplica también por esquejes parcialmente leñosos en verano o leñosos a finales de invierno.

 

 

Ligustrum Japonica Variegatum es una planta muy fácil de cultivar muy resistente ante las plagas típicas del jardin o la terraza. Si principal enemigo es el exceso de riego o drenaje insuficiente que puede provocar ataques de hongos y pudriciones. El frió intenso puede estropear su vegetación. Ocasionalmente puede sufrir plagas de pulgones, orugas o cochinillas, también puede aparecer el oídio un hongo que provoca manchas blanquecinas en las hojas. Utilizaremos insecticidas o fungicidas para controlar las plagas. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *