Higuera Lira-Higuera Hojas de Violin-Ficus Lyrata

 

Ficus Lyrata es un arbusto perenne perteneciente a la familia Moraceae, es originario del este central de África. En su habitad natural puede alcanzar varios metros de altura, cultivado como planta de interior puede alcanzar cerca de dos metros dependiendo de las condiciones de cultivo. Sus tallos son de crecimiento vertical. Se le conoce comúnmente como Higuera Lira por la similitud que tienen sus hojas con este instrumento.

 

 

Las hojas son ovaladas mas anchas en su punto medio y en el extremo de la hoja, son de color verde intenso. de color verde claro por el envés, presentan la nerviación central y secundarias hendidas de un color verde claro casi blanco mucho mas claro que el resto de la hoja, las nerviaciones son abultadas en el envés. Las plantas adultas pueden florecer pero sus flores son poco atractivas, producen frutos redondeados de color verde con puntos de color blanquecino.

 

 

En su habitad natural crece en zonas de sotobosque en donde recibe luz matizada, en interior la situaremos en un emplazamiento con buena luminosidad pero a salvo de los rayos del sol que pueden quemar sus hojas, es importante evitar las corrientes de aire. El sustrato debe ser suelto y esponjoso rico en turba y nutrientes bien drenado, abonaremos la planta una vez al mes en primavera disolviendo un poco de abono liquido especial para plantas verdes en el agua de riego.

 

 

Las plantas no necesitan mucho riego, un riego semanal suele ser suficiente evitando empapar la tierra, los ficus son muy sensibles al exceso de riego que provoca pudrición de raíces y manchas en las hojas, es recomendable dejar secar el sustrato entre riegos. En verano si las temperaturas son muy altas pueden ser necesarios dos riegos semanales, es muy importante que el agua sobrante del riego drene perfectamente por lo que habrá que vaciar el plato despues de regar las plantas para que el agua no quede en contacto con la base de la maceta, si utilizamos cubre macetas decorativos colocaremos algún material en el fondo de la maceta como pequeñas piedras o bolas de arcilla que aíslen el agua sobrante de la base de la maceta, para mantener las raíces a salvo. Si hace mucho calor es recomendable pulverizar sus hojas con agua a ser posible de lluvia o libre de cal para evitar manchar las hojas.

 

 

No requieren podas especiales, retiraremos las hojas estropeadas o secas para mantener la planta sana evitando la proliferación de plagas y enfermedades en la vegetación dañada o seca. A las plantas de Ficus Lyrata no les gustan las temperaturas frías, podemos mantenerlos en exterior si las temperaturas invernales son moderadas y superiores a quince o dieciséis grados, en climas mas fríos las cultivaremos como plantas de interior.

 

 

Se reproducen en primavera por esquejes de tallo o de hoja, deben ser mantenidos a temperaturas mínimas de entre dieciséis y dieciocho grados para que desarrollen raíces. Necesitan un sustrato suelto y poroso rico en turba, mantendremos la tierra ligeramente húmeda pero no encharcada. Es recomendable colocar tutores en las plantas jóvenes para que crezcan correctamente y sus finos tallos no se doblen y se ocasiones desperfectos.

 

 

Las plantas de Ficus Lyriata son plantas fáciles de cultivar que no necesitan muchos cuidados, suelen ser resistentes a plagas y enfermedades en condiciones adecuadas de cultivo, sin embargo en ocasiones pueden presentar problemas con araña roja que provoca pequeños puntos amarillos en el envés de la hoja, pulgones o cochinillas deberemos pulverizar los ejemplares con productos fitosanitarios específicos para acabar con las plagas. El exceso de agua puede provocar hojas amarillas y bordes de hojas marrones también pueden ser debidas a un drenaje insuficiente. las corrientes de aire o condiciones excesivamente sombrías pueden ocasionar que sus hojas caigan. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *