Hebe Pinguifolia Pagel

 

Hebe Pinguifolia es un pequeño arbusto perenne originario de Nueva Zelanda, es una planta de crecimiento redondeado, erecto y parcialmente postrado, enano. Forma matas de diez a treinta centímetros de altura y crea una alfombra de un diámetro de treinta a cerca de un metro. Los tallos son finos de color purpura, morado o verdoso.

 

 

Sus hojas son perennes, pequeñas de apenas un centímetro y medio de largo, estrechas y ovaladas, de color gris azulado plateado, con textura cerosa similar al cuero, las hojas jóvenes presentan un fino borde de color rojo. Crecen a lo largo de todo el tallo.

 

 

 

Florece de primavera a principios de verano, de mayo a julio. Sus flores crecen reunidas en espigas  densas y cortas de dos centímetros y medio de largo. Las flores son pequeñas de color blanco, con cuatro pétalos y estambres largos que sobresalen de la flor. Las flores atraen a abejas y demás insectos polinizadores.

 

 

Hebe Pinguifolia es una planta de fácil cultivo. Necesita una situación soleada aunque se adapta a  exposiciones de sombra parcial, en climas de veranos con temperaturas muy altas agradecen sombra parcial en las horas centrales del día, para prevenir quemaduras en sus hojas. Suelo neutro o alcalino, fértil, ligeramente húmedo y bien drenado, no es adecuada para climas extremadamente lluviosos. Agradece un poco de abono de liberación lenta a principios de primavera y abono liquido mineral completo, una vez al mes, durante la primavera y principio se verano.

 

 

Esta indicada para la formación de borduras de poca altura delimitando pasos y caminos, crea una preciosa cubierta vegetal en macizos y pendientes impidiendo la formación de malas hierbas. Podemos cultivarla directamente en el suelo del jardin o en macetas para decorar patios y terrazas. Especialmente indicada para jardines costeros.

 

 

Riegos regulares y moderados manteniendo el sustrato ligeramente húmedo, evitando encharcar el terreno de plantación. Regar las plantas mas a menudo en primavera y verano con temperaturas altas, las plantas jóvenes recién trasplantadas necesitan riegos frecuentes hasta que estén establecidas y bien enraizadas en el terreno. El exceso de riego puede provocar ataques de hongos como oídio, mildiu o  Phytophthora que pueden provocar manchas en las hojas, desecaciones y la muerte de las plantas.

 

 

 

Esta variedad de Hebe es adecuada para cultivar en climas de inviernos con temperaturas moderadas, puede soportar temperaturas de cero grados y algunos grados bajo cero, si son breves y ocasionales, pero no soporta el frió intenso, especialmente si esta cultivada en lugares abiertos y expuestos al viento del norte. Puede soportar temperaturas inferiores si se cultiva en lugares protegidos. En climas muy fríos es aconsejable colocar las plantas en invernaderos durante el invierno, en un lugar no demasiado húmedo, bien ventilado y con buena circulación de aire para evitar ataques de hongos.

 

 

Aunque la mayoría de plantas de Hebe no necesitan poda, es aconsejable recortar el extremo de sus tallos en primavera para promover el crecimiento de nuevos brotes y conseguir ejemplares mas compactos y estéticos.

 

.

Se reproduce por esquejes de madera parcialmente madura, podemos ponerlos a enraizar a finales de verano o principios de otoño. Es recomendable colocarlos en un sustrato suelto y esponjoso manteniendo la tierra ligeramente húmeda. Pueden reproducirse por semillas pero al tratarse de una planta híbrida las nuevas plántulas pueden ser no idénticas a las plantas originales.

 

.

En condiciones calurosas puede tener problemas con pulgones, sera necesario aplicar productos insecticidas específicos para controlar la plaga. En condiciones muy húmedas y cálidas, especialmente en plantas poco ventiladas, pueden aparecer hongos como el oídio, un polvo blanquecino que cubre las hojas y tallos causando desecación, trataremos las plantas afectadas con fungicida antioidio. Es recomendable aplicar los productos al atardecer para no provocar quemaduras en las hojas. El exceso de humedad en el sustrato puede provocar pudrición de raíz y Phytophthora, es imprescindible no empapar las plantas para evitar el ataque. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *