Gaultheria Procumbens

 

Gaultheria es una planta arbustiva perteneciente a la familia Ericaceae es originaria de Canadá y del Noreste de Estados Unidos. En América es conocida como «Wintergreen» o «Verde de Invierno» y en Canadá como «Te de Canadá». Es un arbusto pequeño y redondeado de poca altura, suele medir de quince a veinte centímetros de altura, su crecimiento es lento. Los tallos son muy delgados y cilíndricos crecen directamente desde la base de la planta en la que se desarrollan sus raíces en horizontal.

 

 

Sus hojas son perennes, brillantes de bordes finamente dentados y de color verde oscuro, tienen forma oval y terminan en punta, miden entre dos y cinco centímetros de longitud y de uno a dos de anchura, crecen de forma alterna sobe sus tallos, unidas a el por un peciolo corto, son aromáticas. En otoño las hojas de las plantas cultivadas en exterior, adquieren una coloración rosada o rojiza muy decorativa. Es una planta muy ornamental cultivada en muchos lugares por sus preciosos frutos rojos y redondeados muy decorativos durante el invierno.

 

 

 

Florece en verano, en julio y agosto, sus flores son blancas y colgantes aveces presentan tintes rosados, son de forma acampanada con corola redondeada algo alargada de extremo inferior estrecho y ondulado. Las flores crecen en solitario o reunidas en grupos en las axilas de las hojas. Sus frutos son muy atractivos tienen forma redondeada y son de color rojo, de alrededor de un centímetro de diámetro los mas grandes en su interior se desarrollan las semillas.

 

 

 

Gaultheria Procumbens es una planta muy ornamental, en su habitad natural sus frutos son conocidos como «bayas de te», son comestibles con un sabor parecido a la menta. Con sus hojas y tallos secos se elabora un te de finas hierbas. Al tratarse de una de las pocas plantas verdes de invierno en su habitad natural es una fuente de alimento para la vida salvaje, venados, patos, faisanes y osos se alimentan de ella. La planta fue utilizada con fines medicinales por indios americanos, utilizaban sus aceites esenciales.

 

 

 

Situación parcialmente soleada con buena luminosidad, admite situaciones mas sombrías pero puede que no florezca ni fructifique, es recomendable evitar el sol directo. Podemos cultivarla en el jardin o en macetas en exterior, sus hojas de color verde adquirirán una tonalidad rojiza en otoño. En el jardin se comporta como cubre suelos, pudiendo colonizar pequeñas zonas con el paso del tiempo. Podemos cultivarla durante todo el año como planta de interior.

 

 

 

Utilizaremos un sustrato de plantación rico en turba que disponga de un buen drenaje, prefiere un suelo ligeramente ácido o neutro, no crece bien en suelo alcalino o calcáreo. Podemos plantar los ejemplares durante todo el año, pero es mejor plantar las plantas a principios de primavera o principios de otoño. Añadiremos mensualmente un poco de abono mineral completo, especial para plantas verdes durante primavera y verano especialmente en plantas cultivadas en interior o en macetas. En exterior abonaremos en primavera y otoño con harina de huesos o humus para que la planta desarrolle un buen sistema de raíces. Trasplantaremos las plantas cultivadas en macetas cada dos años.

 

 

Es imprescindible mantener el sustrato ligeramente húmedo especialmente en primavera y verano, la época de mayor crecimiento vegetativo y floración, es recomendable regar con agua no calcárea o agua de lluvia. Si la tierra se seca las flores pueden marchitarse. Si las plantas están sembradas en macetas regaremos directamente sobre el suelo para evitar mojar las hojas, las plantas de Gaultheria Procumbens no resisten la sequedad del sustrato.

 

 

 

Retirar las flores secas o estropeadas y las hojas y tallos secos, para mantener las plantas sanas y con buen aspecto, el acortamiento de tallos favorece que la planta desarrolle nuevos brotes. Para mantener los limites de las plantas sembradas en exterior en el jardin, es recomendar acotar su crecimiento despues de dos o tres años desde su plantación, para ello es suficiente con desenterrar las raíces de alrededor de la planta para que no se extiendan e invadan a otras plantas. Admite temperaturas de entre diez y veintiséis grados, pueden resistir temperaturas inferiores pero su parte aérea puede desaparecer o estropearse. Para mantener la vegetación en climas de temperaturas inferiores, es recomendable cultivar en macetas para poder proteger fácilmente las plantas en invierno, colocandolas en interior o en invernaderos.

 

 

Se reproduce por semillas, esquejes y por división de mata. Gaulthera Procumsbens es autofértil por lo que solo se necesita un ejemplar para conseguir semillas, cosecharemos las semillas de los frutos maduros cuando se secan. Los esquejes los tomaremos de finales de verano a principios de otoño de madera parcialmente madura. Se reproduce también por si misma por medio de sus rizomas, estos son bastante superficiales y crecen de forma horizontal, se sitúan en los dos o tres centímetros superiores del suelo, los brotes nuevos aparecen directamente de estas raíces alrededor de la planta madre. Las plantas sucumben fácilmente en caso de incendio puesto que sus raíces son muy superficiales, si algunas raíces permanecen intactas la planta se desarrollara de nuevo a partir de ellas.

 

 

 

No suelen tener problemas con plagas de insectos ni enfermedades. El sustrato debe disponer de un drenaje adecuado para que no contraigan enfermedades de hongos y evitar que sus raíces se pudran y sus tallos y hojas se sequen. DIFICULTAD MEDIA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *