Cuphea Hyssopifolia

 

las Cupheas son plantas vivaces arbustivas, generalmente de hoja perenne nativas de climas tropicales de América, La Cuphea Hyssopifolia es nativa de México. Es una planta muy bonita con hojas muy pequeñas, verde oscuro y alargadas, en climas con inviernos no muy fríos permanecen en la planta. En clima mediterráneo o similar, si en invierno baja algo más la temperatura se suele comportar como semi perenne, solo pierde parte de sus hojas.

 

 

Sus flores son muy pequeñas y muy decorativas, nacen de las axilas de las hojas son de color lila, rosa o blanco, florecen durante largo tiempo y de forma abundante, una vez secas suelen caer solas, pero podemos eliminarlas de forma delicada. Florece en primavera y desde final de verano hasta buena parte de otoño.

 

img_20160921_185547616

 

Las Cupheas tienen un crecimiento redondeado, extendido y abierto, no son plantas muy altas, pueden alcanzar treinta o cuarenta centímetros de altura y una anchura similar. Quedan muy bien sembradas en el jardín como borduras ya que al ser de crecimiento redondeado muchas de sus ramas y flores llegan hasta el suelo creando un efecto muy bonito.

 

img_20160915_084613282

 

Las podemos cultivar también creando macizos y combinando con otras plantas en el jardín. Si las cultivamos en macetas no muy grandes, es mejor no mezclar con otro tipo de planta para que no tengan competencia por los nutrientes del sustrato. En macetas grandes o grandes jardineras, quedara muy atractivo si las utilizamos como bordura de pequeños arboles o ejemplares cultivados en copa.

 

dscn4422

 

img_20160913_190644456

 

Necesita un lugar luminoso, pero no excesivamente soleado, sobretodo durante el verano o en situaciones de temperaturas muy altas, ya que sufren mucho con el exceso de calor. Para evitar que las plantas se estropeen es  mejor situarlas en sombra parcial, o sol algo tamizado. Cerca o bajo arboles son situaciones excelentes para su cultivo. Si el clima no es muy caluroso podemos colocarlas sol directo.

 

img_20160921_184006206

 

Es necesario un suelo rico en nutrientes. Antes de sembrar en el suelo del jardín buscaremos un lugar adecuado y prepararemos el terreno. Añadiremos materia orgánica, humus, guano o algo de estiércol si lo preparamos al final del invierno o principio de primavera. Procuraremos que el terreno este bien drenado. Durante la floración podemos añadir algo de abono mineral rico en fósforo y potasio.

 

img_20160913_190637592

 

Si tenemos problemas con la retención de agua de nuestro jardín, debemos solucionarlos antes de la plantación. Si la tierra es demasiado arcillosa, añadiremos arena y grava. Corregiremos las pendientes inapropiadas, o simplemente no sembraremos al final de ellas donde la acumulación de agua es excesiva y asfixiara rápidamente las raíces de la mayoría de plantas.

 

img_20160921_184001709

 

Las Cupheas necesitan riegos abundantes, en especial las plantas recién trasplantadas en el jardín y las que cultivemos en macetas. Debemos tener especial atención con el agua de riego, durante el verano con temperaturas altas. El sustrato no debe secarse en exceso sobretodo si están en macetas.

 

Variedad de flores rosas.

 

Es muy importante también, que el sustrato no tenga retención de agua, si las cultivamos en macetas o jardineras. Colocaremos en el fondo de las macetas, algo de grava o piedras volcánicas para facilitar el drenaje, si colocamos platos bajo ellas, es recomendable colocar piedras, para que el agua sobrante del riego no quede en contacto con la base de la maceta.

 

img_20160921_184015301

 

Estas plantas al ser originarias de climas cálidos, no son amantes de las temperaturas bajas, ya que las perjudican. Si las queremos cultivar en climas con inviernos muy fríos, deberemos proporcionarles protección durante el invierno, colocando las plantas en invernaderos o en cobertizos, en estos climas, es mejor sembrarlas en macetas para que sea más fácil protegerlas durante el invierno. Si no, se comportaran como anuales y deberemos plantar nuevos ejemplares al año siguiente.

 

DSCN4170

 

Al final de invierno recortaremos un poco los extremos de los tallos y eliminaremos aquellos que estén secos y estropeados, así conseguiremos más brotes y un mejor aspecto de la planta. Después de la floración y si los tallos han crecido mucho, es buena idea recortar un poco para mantener la forma redondeada de la planta.

 

img_20160908_093333420

 

La cuphea es una planta muy resistente, no suele ser atacada por insectos, su mayor enemigo es el exceso de riego, este puede matar las finas raíces de la planta, y provocar ataques de hongos, uno de los primeros síntomas es el deterioro de algunas ramas y hojas que presentan bordes marrones y secos, dejar de regar y tratar con fungicida.

 

IMG_20160825_140920583

 

Se reproduce fácilmente por semillas, también por esquejes de unos diez centímetros de largo. Podemos aprovechar el resto de la poda de primavera para conseguir nuevos ejemplares. Muchas plantas cultivadas en jardín se reproducen espontáneamente, sin necesidad de nuestra intervención. Es más frecuente en ejemplares adultos. GRADO DE DIFICULTAD BAJO.

 

img_20160908_093350303

 

IMG_20160830_125557268

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *