Coprosma Propinqua

 

Coprosma Propinqua es un arbusto grande o árbol pequeño de hoja perenne originario de Nueva Zelanda, crece de forma natural en zonas pedregosas y pantanosas, cerca de ríos y entre matorrales, se encuentra desde el nivel del mar hasta cerca de cuatrocientos metros de altura. Es una planta muy resistente que se adapta a distintos habitad desde la costa hasta zonas subalpinas. Son plantas arbustiva de ramas extendidas muy ramificadas que pueden convertirse en pequeños arboles de tres a seis metros de altura. Es conocido comúnmente como “Mingimingi”.

 

 

Las ramas son delgadas y rígidas, se bifurcan sucesivamente en ramas mas pequeñas que se extienden en todas direcciones entrelazándose unas con otras formando matas impenetrables. Sus hojas son pequeñas y alargadas, lisas de color verde brillante y perennes.

 

 

La planta desarrolla flores femeninas y flores masculinas en distintos pies, las femeninas crecen en los extremos de las ramas cortas  y las masculinas en las axilas de las hojas en ramas muy cortas son casi invisibles, florece en primavera y principios de verano, las flores femeninas y masculinas crecen en plantas distintas. El fruto es abundante y redondeado de color blanquecino que se vuelve de color azul oscuro al madurar, los pájaros se alimentan con el fruto.

 

 

.

Es una planta resistente que necesita una situación soleada o parcialmente soleada para desarrollarse correctamente. Se adapta a distintos tipos de suelo pero prefiere un suelo bien drenado, aunque admite  suelos húmedos. En sus países de origen se desarrolla en zonas costeras, cerca de ríos y en el interior incluso en zonas pantanosas.

 

 

Las plantas recién trasplantadas necesitan riegos regulares hasta que enraícen correctamente, en plantas adultas bien enraizadas sobre el terreno podemos espaciar los riegos. Admite muy bien la poda, podemos mantener los ejemplares en forma de seto o en formas redondeadas podando las plantas de vez en cuando para mantener su tamaño.

 

 

Coprosma Propinqua es una planta muy rustica y resistente, se adapta a condiciones adversas, pudiendo cultivarse en zonas expuestas y ventosas en lugares costeros y de montaña, resiste las bajas temperaturas y las heladas, brotando de nuevo con fuerza en primavera.

 

 

Se reproduce por semillas y por esquejes. Es una planta muy resistente no suele tener problemas serios con plagas o enfermedades. DIFICULTAD MUY BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *