Boj Balear-Buxus Balearica

 

El Buxus Balearica es un arbusto o árbol de pequeñas dimensiones, originario de los bosques Mediterráneos, crece de forma silvestre en las Islas Baleares, de ahí su nombre, también de Cerdeña, Marruecos, Argelia, y del sur de España. Es un arbusto muy ramificado que puede alcanzar alturas de tres metros.

 

 

Tiene hojas ovaladas de color verde brillante por el haz y en un tono algo mas claro en el envés. Con temperaturas bajas las hojas adquieren tonos rojizos, estas son pequeñas y suelen ser perennes si no hace mucho frió. Su tronco es de color gris, las ramas jóvenes de color verde pero se vuelven marrones con el tiempo, cuando maduran.

 

 

El Buxus Baleárica es adecuado para cultivar en jardines de poco mantenimiento, ya que son plantas que una vez establecidas sobre el terreno pueden aguantar periodos de sequía. Especialmente adecuados para cultivar en climas de temperaturas invernales moderadas como la zona mediterránea. Podemos cultivarla en posiciones costeras. Recomendada para la formación de setos formales e informales y como pequeños arboles.

 

 

Florece en primavera, en abril y mayo frecuentemente, sus flores son pequeñas de color blanco crema, con numerosos estambres, son olorosas. El fruto es pequeño, de color verde, redondeado algo oval, de menos de un centímetro de longitud, cambia de color cuando madura, convirtiéndose en un fruto de color marrón claro, que se abre ofreciendo sus semillas.

 

 

Necesita una exposición soleada o parcialmente soleada. Suelo bien drenado y pedregoso. Puede cultivarse cerca del mar. En invierno puede perder parte de sus hojas si hace frió, sus hojas con temperaturas frías adquiere una tonalidad amarillenta o rojiza.

 

 

Las plantas recién sembradas necesitan riegos regulares sobretodo durante la primavera y el verano con temperaturas altas, en otoño e invierno hay que reducir los riegos. Los ejemplares bien enraizados cultivados directamente en el jardin no necesitan muchos riegos. Se reproduce por semillas y por esquejes.

 

 

No suelen sufrir plagas ni enfermedades, son plantas fuertes y rusticas, siempre que las cultivemos en climas con temperaturas moderadas invernales y le aseguremos un drenaje perfecto. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *