Arce Japones Osakazuki-Acer Palmatum Osakazuki

 

Acer Palmatum Osakazuki es un árbol o arbusto caduco, perteneciente a la familia Sapindaceae y Aceraceae, Acer Palmatum es un árbol originario de Japón, China y Corea, aunque la variedad Osakazuki es un cultivar, una planta híbrida resultante del cruce de distintos tipos de Acer Palmatum. Su crecimiento es lento, se desarrolla de forma vertical y llega a desarrollar una copa redondeada abierta con el tiempo. Es un árbol de pequeñas dimensiones, que no suele superar los tres o cuatro metros de altura, en su forma arbustiva es grande y amplio.

 

 

Las hojas son grandes y palmeadas, de color verde, están divididas en sus extremos en siete lóbulos ovalados y puntiagudos, las hojas crecen de forma alterna sobre los tallos, unidas a ellos por medio de peciolos largos y delgados de color rojizo. Las hojas adquieren maravillosos tonos intensos escarlatas y rojizos, en otoño, permanecen en el árbol durante unas cuantas semanas antes de caer, creando un maravillo punto focal. Florece en primavera, las flores son pequeñas de color rojo, crecen reunidas en inflorescencias colgantes, dan lugar a frutos alados de color rojo, en verano.

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, (resiste mejor el sol que otras variedades de Acer Palmatum), aunque en climas muy calurosos, prefiere una situación parcialmente soleada para evitar quemaduras en sus hojas. Podemos cultivar los ejemplares jóvenes y pequeños en macetas. Sembrar los ejemplares en forma de árbol o arbusto en el jardin, en un lugar resguardado del viento, utilizando un poco de tierra de castaño (tierra ácida) mezclada con sustrato, para que el árbol o arbusto crezca adecuadamente.

 

 

Necesita un suelo fresco, ligeramente húmedo y bien drenado, no le gusta la cal en el suelo y en el agua de riego, prefiere un ph ácido, por lo que es recomendable regar la planta con agua de lluvia. Es recomendable mantener el terreno ligeramente húmedo, pero no encharcado, dejar secar ligeramente la tierra antes de regar de nuevo. Riegos mas frecuentes en primavera y especialmente en verano si hace calor. En otoño e invierno disminuir los riegos, el árbol entra en un periodo de reposo vegetativo. Las plantas bien enraizadas necesitan menos riegos.

 

 

No necesita demasiadas podas, si es necesario cortaremos el extremo de sus tallos a finales de otoño o a mediados de invierno, antes de la aparición de nuevos brotes, cortaremos poco, solo lo necesario, los tallos estropeados o enfermos o los tallos que crezcan mal orientados. Resiste temperaturas bajas invernales de alrededor de quince grados bajo cero, y las heladas. Es perfecto como ejemplar aislado en jardines públicos o privados, ideal en jardines pequeños. En forma arbustiva se puede cultivar creando borduras exteriores, sembrado detrás de plantas de dimensiones menores. También se utiliza cultivado como bonsai.

 

 

Se multiplica por injertos y por esquejes tiernos. No suele tener demasiados problemas con plagas o enfermedades, ocasionalmente puede sufrir ataques de hongos que ocasionan manchas foliares, no regar en exceso las plantas y proporcionarles un drenaje perfecto, para evitar problemas con hongos y pudriciones. También pueden aparecer cochinillas o pulgones que deberán ser tratados con insecticidas específicos. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *