Acalifa-Acalypha Hispida

 

Acalypha Hispida es una planta arbustiva perteneciente a la familia de las Euforbiaceas es originaria de Malasia. Es un arbusto ramificado de tallos delgados y flexibles. Las plantas cultivadas directamente en el suelo del jardin en climas cálidos o tropicales, pueden alcanzar alturas de cerca de dos metros y mas de un metro de diámetro, en macetas los ejemplares se mantienen mas pequeños. Podemos cultivarla en exterior en climas cálidos, en climas de inviernos fríos las cultivaremos en macetas o cestas colgantes en interior. Acalypha Hispida también es conocida como «Rabo de Gato» o «Moco de Pavo».

 

 

Sus hojas son grandes, alargadas y acorazonadas, de alrededor de quince centímetros de longitud, de color verde intenso, terminadas en punta con bordes finamente dentados, son perennes y presentan una fina vellosidad. La planta queda perfecta en macetas colgantes en las que sus inflorescencias rojas caen de forma muy decorativa, pero en macetas colgantes hay que vigilar mas el riego puesto que este tipo de macetas tienden a secarse rapidamente.

 

 

Florece en verano sus flores son minúsculas de color rojo y crecen reunidas en inflorescencias o amentos colgantes y compactos, delgados y largos, de color rojo intenso, pueden medir hasta cuarenta centímetros de longitud. La forma de la inflorescencia es la que le da el nombre común de «Cola de Gato». La inflorescencia se desarrolla en la axila de las hojas en los tallos terminales.

 

 

Pueden crecen a pleno sol durante las primeras horas del día y en sombra parcial luminosa, pero prefieren sombra parcial las horas centrales del día. En climas calurosos necesitan cultivarse en emplazamientos protegidos del viento, en situaciones de media sombra luminosa durante todo el día, puesto que los rayos del sol pueden ocasionar quemaduras en sus hojas. Es una planta muy decorativa, puede cultivarse en macetas o directamente en el suelo del jardin, en climas de inviernos fríos es recomendable cultivar la planta en macetas para poder resguardarla fácilmente del frió. Las plantas cultivadas en macetas se mantienen en tamaños reducidos y pueden utilizarse como plantas de interior en emplazamientos muy luminosos, lejos de la calefacción y de las corrientes de aire.

 

 

Necesita un sustrato rico en nutrientes, suelto y esponjoso que contenga turba, humus y arena para facilitar el drenaje. Agradece aportes quincenales de abono liquido mineral durante la primavera, verano y principios de otoño. En primavera y verano necesita riegos regulares con poca cantidad de agua, manteniendo el sustrato ligeramente húmedo pero no encharcado. Es importante proporcionarle un ambiente húmedo y si hace mucho calor pulverizaremos sus hojas.

 

 

Es recomendable podar las plantas anualmente a principios de primavera para mantenerla compacta y provocar el nacimiento de nuevos brotes. Puede cultivarse en exterior en climas cálidos, no soporta el frió ni las heladas, ni los vientos. En climas de temperaturas frías invernales la planta necesita protección durante el invierno, hay que trasladarla al interior o a invernaderos con mucha luminosidad.

 

 

Se reproducen por semillas y por esquejes tiernos, podemos utilizar los restos de poda para obtener esquejes. Colocaremos los esquejes en un sustrato suelto que contenga turba, los colocaremos en un lugar resguardado, cálido y sombreado. Acalifa puede tener problemas con pulgones, cochinillas o mosca blanca, serán necesarios tratamientos con insecticidas específicos para su control. DIFICULTAD MEDIA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *