Tipa-Tipuana

 

Tipuana es un árbol originario de Sudamérica, es el único miembro del genero Tipuana. También se le conoce como Tipa o Palo Rosa. Podemos encontrarlo de forma natural en Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay. Es un árbol grande de copa extendida y de rápido crecimiento puede llegar a alcanzar cerca de veinte metros de altura. La copa es amplia en forma de parasol.

 

 

 

 

Su tronco es agrietado de color gris, es un árbol muy ramificado que desarrolla ramas casi horizontales. Sus hojas son compuestas y largas de veinticinco a cerca de cuarenta centímetros de longitud, son semiperennes, están compuestas de un numero impar de folíolos, de once a veintinueve. Los folíolos son de color verde claro brillante de forma ovada con extremos redondeados y pueden medir de tres a siete centímetros de largo.

.

.
.
.
.
Florece abundantemente en verano, en julio y agosto en Europa y América del Norte, en el sur de América florece en enero o febrero. Las flores son de color amarillo anaranjado brillante y crecen reunidas en inflorescencias.
.
.
.
.

.

Su floración es muy abundante generando un gran numero de frutos y muchísimas semillas. El fruto es una vaina alada de cinco a siete centímetros de longitud, contiene una semilla en un extremo de la vaina. Cuando el fruto esta maduro cae en grandes cantidades.

.

.
.

 

Es un magnifico árbol de sombra. Se utiliza frecuentemente como árbol de alineación en grandes ciudades, en calles, plazas y parques. En jardines grandes particulares se utiliza como árbol de sombra, para proporcionar intimidad y por su floración. Se cultiva especialmente por su resistencia, fácil mantenimiento y rápido crecimiento, proporcionando sombra en pocos años.

 

 

 

 

Son arboles especialmente resistentes para emplazamientos costeros de zonas con climas de temperaturas cálidas e inviernos de fríos moderados, libres de heladas. Resisten la brisa marina y el viento pudiendo cultivarse cerca del mar.

 

 

 

Son arboles de grandes dimensiones de crecimiento rápido, necesitan bastante espacio para crecer y desarrollarse correctamente. No son adecuados para jardines pequeños, sus raíces son gruesas y se extienden mucho por lo que no es aconsejable su siembra cerca de edificaciones.

 

 

Situarlo en una posición soleada, donde reciba horas de sol directo. Se adapta a todo tipo de suelos siempre que estén bien drenados. Resiste la caliza y la salinidad del suelo, pero crece mejor en suelos ricos arcillosos y drenante. Prepararemos el terreno previamente añadiremos materia orgánica y arena de rió para asegurar un buen drenaje. Lo sembraremos en un emplazamiento amplio ya que este árbol desarrolla un sistema radicular amplio.

 

 

 

Escavaremos un hueco de plantación del doble del tamaño de la maceta original o cepellón del árbol en profundidad y diámetro. Añadiremos tierra del jardin enriquecida con estiércol y arena de rió, compactaremos bien suelo y regaremos abundantemente a continuación.

 

 

 

Es recomendable colocar tutores de sujeción los primeros años para asegurar que las plantas jóvenes permanecen en la posición adecuada. En temporadas de vientos fuertes, las rafagas podrían arrancar los arboles jóvenes provistos de pocas raíces.

 

 

 

En jardinería se utiliza como árbol ornamental y de sombra, se siembra en calles, parques y jardines públicos o privados, sin embargo debido a su rápido crecimiento y a su amplio sistema radicular es también un árbol adecuado para sembrar como especie estabilizadora de suelos, fijando el terreno de zonas en pendiente donde la tierra es inestable y puede ser arrastra por el agua si el clima es lluvioso. Adecuado también para sembrar en lugares estratégicos para resguardar espacios del viento, o para reforestar grandes extensiones de terreno.

.

.

 

Los ejemplares jóvenes necesitan riegos frecuentes durante los primeros años de plantación, especialmente durante la primavera y el verano con temperaturas altas y mayor desarrollo vegetativo, disminuiremos los riegos en otoño e invierno. Los arboles adultos bien enraizados resisten periodos de sequía.

 

En primera linea de playa proporcionan sombra sobre el paseo costero.

 

IMG_20160820_154706483
Se utilizan en alineación para proporción sombra durante el verano, como en este parque de Cambrills.

 

Ramas casi horizontales inclinadas por el viento y la brisa marina.

 

Es recomendable efectuar podas periódicas especialmente al final de invierno, de este modo mantendremos los ejemplares tupidos y controlaremos su forma y crecimiento. Los arboles jóvenes necesitan podas de formación practicadas en primavera, para conseguir copas altas y equilibradas.

 

 

 

 

En algunos países es considerada una planta invasora ya que sus semillas germinan con facilidad y sus raíces son fuertes y se extienden rapidamente desplazando a otras plantas autóctonas. En otros lugares son consideradas potencialmente invasoras por lo que se cultivan de forma controlada.

 

 

 

Las raíces de los arboles adultos levantan el asfalto y las aceras hay que tener especial precaución a la hora de elegir su emplazamiento. Necesitan un espacio amplio donde crecer, sembrarlos lejos de edificaciones para que no causen desperfectos.

 

 

buens aires

 

Prefiere ser cultivado en climas de temperaturas cálidas con temperaturas invernales no inferiores a doce o catorce grados. Una vez establecido puede resistir temperaturas bajas incluso algunas heladas débiles y esporádicas. En invierno con temperaturas bajas pueden perder parte de sus hojas.

 

Un gran ejemplar plantado en una guardería para proporcionar sombra durante el verano.

 

 

Se reproduce por semillas, cada ejemplar produce una gran cantidad de semillas que son diseminadas por el viento. Las semillas tienen un gran poder germinativo, para reproducirlo se recogen las semillas y se dejan secar un par de días y se siembran en macetas con turba proporcionando un buen drenante.

 

 

Las semillas germinan de diez a treinta días despues de su plantación. Cuando las plantas alcanzan cerca de un metro de altura se trasplantan a su lugar definitivo, hacer un hoyo amplio incorporando sustrato de calidad, regar las plantas regularmente durante los primeros meses, cuando los pequeños arboles están bien enraizados podemos distanciar los riegos. Los ejemplares adultos resisten periodos de sequía.

 

 

Los arboles de Tipuana son muy resistentes pero en Sudamérica en sus lugares de origen, son afectados frecuentemente por un parásito “Cephisus Siccifolius”, cubre los arboles de una sustancia pegajosa que cae de sus ramas en forma de gotas, se conoce como “llanto de las Tipas”, suelen ser necesarias aplicaciones de insecticidas para su control y eliminación, estos insectos debilitan el árbol y ensucian el suelo con esta sustancia pegajosa.

 

En otoño e invierno el árbol adquiere una coloración verde amorronada, pierde parte de sus hojas.

Tipuana o Tipa también pueden ser atacada por plagas de pulgones, los pulgones también debilitan el árbol y lo impregnan de una sustancia pegajosa, habrá que combatir la plaga con insecticidas específicos anti pulgones, suelen ser necesarias varias aplicaciones en pulverización. DIFICULTAD MUY BAJA.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *