Nogal Negro-Juglans Nigra

 

Juglans Nigra es un árbol caduco perteneciente a la familia Juglandaceae, es originario del este de Norteamérica, aunque actualmente se cultiva ampliamente en distintas zonas de Sudamérica, Europa, y Asia, no solo se cultiva como árbol ornamental, si no también, por la calidad de su madera y por sus frutos. Son arboles de crecimiento alto, generalmente columnar, pueden alcanzar de treinta a cuarenta metros de altura y alrededor de veinte metros de diámetro en su habitad natural, en cultivo suelen mantenerse en dimensiones menores.

 

 

El tronco es largo, generalmente con ramificaciones altas, de color marrón grisáceo. El tronco de los ejemplares adultos es muy llamativo, tiene una gran textura, presenta surcos y prominencias cruzadas y profundas, formando rombos superpuestos. La madera es utilizada para la fabricación de muebles, por su calidad y facilidad para moldearse. Las ramas secundarias son gruesas de crecimiento vertical abierto, mientras que los tallos jóvenes son delgados y colgantes.

 

 

 

Las hojas son caducas, largas y compuestas, de color verde pálido, o verde amarillento, miden entre treinta y sesenta centímetros de longitud. Están compuestas de entre seis a once pares de folíolos enfrentados entre si, y frecuentemente, pero no siempre, un único folíolo terminal. Los folíolos son alargados y estrechos, tienen los bordes dentados. Las hojas adquieren una coloración amarilla en otoño antes de caer. Las hojas son aromáticas si se friccionan, su aroma es dulce y agradable.

 

 

 

Juglans Nigra florece de mediados de primavera a principios de verano. Es un árbol monoico, desarrolla flores femeninas y masculinas en el mismo ejemplar. Las flores femeninas presentan un ovario muy engrosado en forma de pera y estigmas terminales pilosos, crecen de forma erecta. Las flores masculinas forman amentos colgantes y velludos, de entre siete y nueve centímetros de longitud, de color verde amarillento. Las flores femeninas fecundadas dan lugar a frutos redondeados y ligeramente ovalados de color verde, se desarrollan en solitario o en pares, en su interior se forma la semilla o nuez. Las nueces maduran en otoño, eran consumidas por los indios americanos, que también utilizaban la cascara de los frutos para confeccionar tintes. Aunque es un árbol autofértil, en ocasiones, el polen de las flores masculinas se libera antes de que las flores femeninas sean receptivas, por ello se plantan distintas variedades para conseguir una mayor producción de frutos.

 

 

Situación soleada, no tolera situaciones sombrías. Necesita un suelo fértil y profundo, rico en materia orgánica, ligeramente húmedo y bien drenado. Hay que plantar los ejemplares en su lugar definitivo, protegidos de los vientos fuertes, no admite el trasplante una vez sembrado directamente en el suelo, la planta desarrolla una raíz principal gruesa que crece a bastante profundidad, si se intenta trasplantar la raíz puede romperse y provocar que el árbol muera. Juglans Nigra es recomendado para cultivar en jardines amplios, no es conveniente plantarlo en calles o avenidas, no solo debido a sus grandes dimensiones, si no también por sus frutos que causan manchas cuando caen sobre la tierra, sobre otras plantas u objetos. No es recomendable cultivar en sus inmediaciones, plantas como azaleas o peonias, ericas, manzanos, o cultivos de huerto como tomates y guisantes, puesto que sus raíces segregan sustancias toxicas para estas plantas y las hojas también desprenden sustancias toxicas para ellas, que son arrastradas por la lluvia.

 

 

Riegos regulares, mas abundantes y frecuentes en ejemplares jóvenes y recién trasplantados, y en primavera y verano con temperaturas altas. Mantener la tierra ligeramente húmeda, pero evitando encharcar el terreno para prevenir problemas con hongos y pudrición de raíces, en otoño distanciar los riegos a medida que bajen las temperaturas y el árbol pierda sus hojas. Los arboles adultos y bien enraizados pueden soportar periodos de sequía, al desarrollar una raíz central muy profunda, capaz de adsorber el agua de capas inferiores.

 

 

Efectuar podas de formación en ejemplares jóvenes, para que desarrollen una copa central fuerte y bien formada, cortar los tallos o brotes que surjan de la parte inferior del tronco principal, y acortar las ramas principales para que ramifiquen, pode sucesivamente durante los primeros años. Corte las ramas que estén demasiado juntas y deje las que tengan un angulo amplio respecto al tronco principal. Efectué las podas a finales de invierno antes de que surjan los nuevos brotes, si es necesario efectuar pequeñas podas, las haremos a finales de verano o principios de otoño, pero es recomendable hacerlas en invierno para evitar que las heridas sangren. Los ejemplares adultos no necesitan demasiadas podas, eliminaremos las ramas y tallos rotos o estropeados, las excesivamente largas o las que afeen la forma del árbol.

 

 

Es un árbol resistente a temperaturas invernales bajas, resiste mejor las heladas que el Castaño común (Juglans Regia), pero las heladas tardías de primavera, incluso breves y de tan solo dos grados bajo cero, pueden dañar sus brotes. Los arboles jóvenes deben protegerse en invierno durante los primeros años. Las temperaturas altas estivales pueden causar desperfectos en el árbol y en sus frutos, prefiere ser cultivado en zonas con temperaturas de entre siete y veinte grados. Crece bien en zonas de climas templados, siempre que se mantenga el sustrato ligeramente húmedo.

 

 

Se reproduce por semillas, es recomendable plantar las semillas cuando están maduras, en un lugar protegido de pájaros y roedores, las semillas suelen germinar a finales de invierno o principios de primavera. Mas adelante las plantas pueden ser cultivadas en su emplazamiento definitivo, pero necesitan protección en invierno durante los primeros años. Juglans Nigra no suele tener problemas graves con plagas de insectos o enfermedades, en condiciones adecuadas de cultivo. Ocasionalmente puede verse atacado por orugas o pulgones que se alimentan de sus hojas. En condiciones de excesiva humedad, pueden tener problemas con hongos como antracnosis y en condiciones de drenaje insuficiente pudriciones. Es recomendable tratar los ejemplares afectados con insecticidas o fungicidas específicos y proporcionarles un drenaje adecuado. DIFICULTAD BAJA.

 

11

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *