Mano de Buda-Dedos de Buda-Citrus Medica Sacrodactylis

 

Citrus Medica Sacrodactylis es una variedad de Citrus Medica exotico y muy original, es conocido como «Mano de Buda» o «Dedos de Buda», es un árbol cítrico perenne originario de China e India. Tiene pequeñas dimensiones no suele superar los tres o cuatro metros de altura, sus ramas presentan espinas al igual que otros tipos de cítricos. Sus flores, hojas y frutos son muy aromáticos. los tallos jovenes son de color verde que se oscurece con la edad, el tronco es de color marrón grisáceo.

 

 

Las hojas son gruesas perennes y  ovaladas de color verde intenso, sus bordes están finamente dentados, están unidos a las ramas por peciolos redondeados y cortos, son grandes pueden medir hasta veinte centímetros de longitud. El tono es mas claro en plantas cultivadas directamente bajo los rayos del sol, en situaciones parcialmente sombreados su tono verde se acentúa.

 

 

Florece en primavera, las flores son de color blanco cremoso, son parecidas a las flores de otros cítricos como naranjos, mandarinos o limoneros, desprender un maravilloso aroma al igual que en otros cítricos. Los capullos florales presentan un tono rosado exterior, pero una vez abiertas lucen un color mas claro suelen medir de tres a cuatro centímetros de diámetro.

 

 

Los frutos son muy originales son alargados pero su extremo se bifurca en formas alargadas y estrechas en forma de dedos, lo que da lugar a su nombre común «Mano de Buda». Son grandes pueden medir hasta veinte centímetros de longitud, cundo se forman son de color verde que van cambiando a color amarillo cuando están maduros, entre octubre y marzo. El interior del fruto es amarillo de sabor ácido, tiene poca pulpa sin zumo y en ocasiones sin semillas.

 

Algunas flores se estropean antes de dar frutos.

 

Los arboles son muy populares en China e India son utilizados por su aroma y para ofrecer ofrendas a Buda, los budistas los preferían con los dedos cerrados como ritual de oración. Parece ser que eran cultivados como símbolo de felicidad y larga vida. Su cascara rayada se utiliza para dar sabor y aroma a distintos platos y el fruto se consume en ensaladas.

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, en verano en climas de temperaturas muy altas agradece un emplazamiento de sombra parcial, especialmente en las horas centrales del día. Necesita suelos ricos en materia orgánica que cuenten con un excelente drenaje. «Mano de Buda» al igual que otros cítricos es muy sensible al exceso de agua y mal drenaje de la tierra de plantación.

 

 

Es recomendable preparar el terreno antes de plantar un ejemplar, añadiendo arena y estiércol para mejorar el drenaje y enriquecer el terreno. Añadiremos un poco de materia orgánica alrededor de los ejemplares plantados en tierra cada dos años a finales de invierno. habitualmente agradecen aportes de abonos líquidos especiales para cítricos, en  primavera y principios de otoño, para conseguir una buena floración y fructificacion.

 

 

Podemos cultivarlo en el jardin o en macetas grandes. Si el clima es templado con temperaturas invernales cálidas lo cultivaremos directamente en el suelo del jardin. En climas con temperaturas invernales frías y heladas frecuentes es recomendable cultivarlo en macetas para poder resguardarlo en interior o en invernaderos durante el invierno, y colocarlo de nuevo en exterior en primavera.

 

 

Las plantas de Mano de Buda necesitan riegos regulares especialmente en primavera y verano con temperaturas altas, no resisten la sequía, hay que disminuir los riegos en otoño a medida que las temperaturas bajen, en  invierno distanciar los riegos especialmente en las plantas cultivadas directamente en el suelo del jardin.

 

 

Agradecen podas de limpieza a finales de invierno eliminando ramas secas y mal orientadas, despues de la floración podemos acortar las ramas demasiado largas para promover el nacimiento de nuevos brotes y plantas mas compactas que darán una floración mas abundante.

 

Los frutos son muy exóticos y decorativos.

 

 

Las plantas de Citrus Medica Sarcodactylis son adecuadas para cultivar en climas de temperaturas cálidas, el exceso de frió y las heladas puede dañar seriamente las plantas, provocando quemaduras en su vegetación, no soportan temperaturas bajo cero. Toleran menos el calor que otros cítricos por lo que es recomendable protegerlos del sol directo en climas calurosas en las horas centrales del día.

 

 

 

Las plantas pueden reproducirse por semillas pero no es habitual ya que algunos frutos carecen de ellas, la gran mayoría de arboles de «Mano o Dedos de Buda» son plantas injertadas sobre pies de limoneros o naranjos, pies de variedades mas resistentes a los ataques de hongos de raíz que provocan la muerte de los cítricos conocida como «Tristeza de los cítricos», utilizan para su reproducción esquejes maduros de plantas de tres a cinco años de edad que prenden mejor sobre el pie.

 

Podemos apreciar la formación de frutos mostrando sus extremos redondeados y alargados de color verde, incluso antes de la caída de los pétalos de las flores.

 

 

Como la gran mayoría de arboles cítricos pueden verse afectados por plagas de cochinillas, mosca blanca y minador de los cítricos, en caso de infectación serán necesarios tratamientos insecticidas específicos para su control y eliminación. El exceso de riego y mal drenaje del sustrato pueden ocasionar problemas de hongos que pueden desecar las hojas y pudrir las raíces, es imprescindible regar con cautela proporcionar a las plantas un excelente drenaje y protegerlas del calor intenso y del frió. DIFICULTAD MEDIA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *