Codeso de los Alpes-Laburnum Alpinum

 

Laburnun Alpinum es un árbol de hoja caduca perteneciente a la familia Fabaceae, es originario del sur y centro de Europa. Es un árbol de crecimiento redondeado frecuentemente cultivado como árbol ornamental, es un árbol amplio que alcanza entre cinco y seis metros de altura y dimensiones similares de diámetro, algunos arboles adultos pueden alcanzar dimensiones superiores.

 

 

 

Su tronco es grueso de color marrón grisáceo, tiende a ramificarse mucho cerca de la base, en ocasiones presenta múltiples troncos. Sus ramas son de color marrón grisáceo al igual que el tronco, los tallos jóvenes son de color verde. Las hojas están compuestas por tres folíolos ovales de color verde oscuro y extremos puntiagudos, están unidas a los tallos por medio de un peciolo cilíndrico, largo y estrecho.

 

 

Florece abundantemente de mediados de primavera a principios de verano, sus flores parecidas a las flores del guisante son de color amarillo y crecen reunidas en inflorescencias largas y colgantes. Las flores son aromáticas y muy llamativas, presentan órganos femeninos y masculinos (son hermafroditas), los insectos son los encargados de su polinizacion. Las flores fecundadas dan lugar a frutos leguminosos, alargados y colgantes de color verde rojizo que van madurando durante el verano hasta el otoño. Las semillas son de color verde y se tornan negras cuando están maduras.

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, se adapta a distintos tipos de suelo pero prefiere suelos algo arenosos y bien drenados, medianamente fértiles, aunque se adapta a suelos pobres. Es adecuado para espacios amplios, jardines privados o públicos grandes, necesita bastante espacio para desarrollarse correctamente. Resiste la polucion y los vientos fuertes, pero no situaciones costeras.

 

 

Riegos regulares en primavera y verano, especialmente con temperaturas altas y en máximo desarrollo y floración, disminuiremos los riegos en otoño y en invierno, el árbol pierde las hojas y entra en un periodo de reposo vegetativo. Mantener el terreno ligeramente húmedo pero evitar el encharcamiento, en primavera y verano es recomendable acolchar el terreno para mantener las raíces frescas.

 

 

 

No necesita muchas podas si exceptuamos las podas de los primeros años de formación, como norma general los ejemplares adultos solo necesitaran podas de limpieza, eliminando las ramas o tallos rotos, secos y estropeados. Si es necesario, efectuaremos las podas cuando la floración haya finalizado, en otoño o finales de invierno. Al tratarse de un árbol de hoja caduca con un periodo de latencia invernal, puede resistir temperaturas invernales bajas, incluso de alrededor de veinte grados bajo cero.

 

 

Se reproduce fácilmente por semillas, es recomendable colocar las semillas en agua caliente para que se ablande su gruesa cubierta y germinen mas rapidamente, mantendremos las semillas en remojo alrededor de veinticuatro horas previas a su siembra, las semillas sanas doblaran su tamaño. Las semillas de Laburnum Alpinum no tratadas dan un bajo tanto por ciento de germinacion. Todas las partes de la planta y especialmente las semillas son muy venenosas.

 

 

 

Laburnum Alpinum es un árbol resistente y fácil de cultivar, en ocasiones pueden aparecer plagas de pulgones o cochinillas especialmente en sus tallos jóvenes, se tratan con insecticidas específicos para mantener los ejemplares sanos. Puede verse afectado por Armillaria ( «Honey fungus») un hongo parásito de color naranja como la miel que puede afectar a las raíces, matándolas, en caso de ataque es recomendable destruir la planta afectada. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *