Regar en vacaciones-Método casero-Goteros caseros

 

Cuando nos ausentamos unos días de casa, y es un problema el riego de nuestras plantas podemos utilizar varias opciones. Hay goteros comerciales, conos porosos, geles y yogures, mediante los cuales podemos hidratar a las plantas, esos días en los que nosotros no podemos hacerlo.

 

 

Podemos fabricarnos goteros individuales, que podemos aplicar a nuestras plantas de interior, a las macetas y resto de plantas, que no dispongan de riego automático o este sea insuficiente. Estos goteros son muy sencillos de fabricar y extremadamente económicos.

 

 

Necesitaremos unas botellas de plástico, preferiblemente que hayan contenido agua anteriormente, para que no queden restos no deseados en el envase, unas tijeras normales y a ser posible unas tijeras de punta fina de podar, también necesitaremos un hilo grueso de algodón o un cordón que adsorba el agua aunque sea de otro material.

 

 

Unas agujas de lana, para que podamos introducir fácilmente el cordón. En este caso como el cordón es grueso hemos empleado dos tipos de aguja, una gruesa metálica para hacer el orificio del tapón del envase, y otra de plástico con un orificio mayor, para pasar el cordón a través del orificio.

 

 

Una vez pasado el cordón por el orificio igualaremos los extremos y cortaremos para quitar la aguja. Dejaremos un trozo de los dos extremos del cordón en la parte del tapón que corresponda al interior de la botella, y trozos de cordón mas largos para la parte exterior.

 

 

Podemos utilizar distintos tamaños de botella, y distintos gruesos de cordón, dependiendo de nuestras necesidades. Para macetas pequeñas o de interior podemos utilizar botellas vacías de litro o medio litro, incluso de un tercio de litro para plantas muy pequeñas.

 

 

En caso de botellas mas pequeñas utilizaremos un cordón mas fino y una aguja menor para que el orificio no sea excesivamente grande y evitar que el agua salga demasiado rápido. Si planeamos nuestra ausencia con tiempo nos dará tiempo a acumular mayor numero de botellas vacías para reciclar de este modo.

 

 

Cuando tengamos preparados nuestros goteros caseros, giraremos las botellas y cortaremos un circulo en su base, así conseguiremos la abertura necesaria para llenar las botellas con agua. Haremos un orificio suficientemente grande para poder rellenarlas de agua fácilmente.

 

 

Para cortar este orificio en la base de la botella podemos utilizar unas tijeras de podar de punta fina, nos sera mas fácil ya que el plástico de la botella suele ser duro. Utilizando este sencillo método, conseguiremos un numero alto de goteros caseros por muy poco dinero.

 

 

 

LLenaremos las botellas con agua, esta ira impregnando los cordones y por capilaridad el agua poco a poco ira mojando todo el cordón, llevando el agua al exterior de la botella. Colocaremos las botellas hacia abajo dejando el cordón exterior en contacto con la tierra de la maceta.

 

 

Poco a poco el agua ira humedeciendo el sustrato de la planta, si las plantas son muy «golosas» de agua colocaremos varias botellas en la misma planta. Si el agua sale demasiado deprisa, la relación entre el orificio del tapón y el grosor del cordón no estará bien conseguido, tendremos que colocar un cordón mas grueso o hacer un orificio menor.

 

 

Si disponemos de tiempo, es recomendable, hacer varias pruebas, con distintos cordones y gruesos de orificios para conseguir la salida de agua adecuada para cada tipo de planta, y que el agua sea suficiente para el riego en los días en los que nos encontraremos ausentes.

 

 

Probar los goteros antes de marcharnos de vacaciones, para comprobar que el flujo del agua es el necesario, para el tipo de planta y el tiempo que nos vayamos a ausentar, siempre podemos utilizar agujas y cordones de menor tamaño para que el agua fluya mas lentamente.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *