Consejos de Febrero

 

Para mantener tu jardin o terraza en buenas condiciones, es necesario realizar una serie de actividades de forma regular, dependiendo del mes del año, pueden ser mas importante unas que otras. Febrero (en climas con inviernos cálidos), por ejemplo, es un mes muy importante para la poda y el abonado general del jardin. Evitar podar los días fríos, lluviosos o ventosos, siempre es mejor podar en días soleados para facilitar el sellado de las heridas.

 

 

La poda, es especialmente importante, con ella conseguiremos plantas más saludables y con mejor aspecto, también favoreceremos mejores y mas abundantes floraciones en la mayoría de plantas, y rejuvenecer muchas de las plantas adultas que no tienen buen aspecto.

 

 

Gracias a la poda mantendremos las formas esféricas, piramidales, o especiales en las que deseamos mantener algunos de nuestros arboles o arbustos. Algunos aficionados a la jardinería prefieren mantener arboles en formas geométricas, otros prefieren formas más naturales. Todo es cuestión de gustos.

 

 

Muchos ejemplares topiarios, que podríamos considerar verdaderas obras de arte, con formas originales, que necesitan de podas frecuentes, especialmente esta de finales de invierno, para mantener sus espectaculares formas.

 

 

Cuando podamos ramas gruesas, es aconsejable cubrir con «mastic» una pasta normalmente de color gris, que sirve, como de tirita, para ayudar a cicatrizar grandes heridas, suele contener fungicidas para evitar ataques de hongos a través de ellas.

 

 

Las herramientas de corte son muy importantes, hay que mantenerlas limpias y bien afiladas, así evitaremos transmitir enfermedades de unas plantas a otras, así como evitar desgarros, si no cortan bien. Es importante utilizar la herramienta correcta para cada tipo de poda, no es lo mismo cortar una ramita o un tronco más grueso.

 

 

La poda de limpieza de arboles y arbustos es esencial hay que eliminar ramas seca, y mal orientadas o débiles, así nuestras plantas tendrán mejor aspecto y promoveremos el nacimiento de nuevos brotes. En plantas vivaces suele ser suficiente una poda superficial del extremo de sus tallos.

 

 

Es también el momento de realizar la poda de formación de ejemplares jóvenes sino florecen en primavera, si florecen en primavera la practicaremos despues para no perdernos su floración. Este mes es ideal para la poda de Hortensias y en la segunda quincena la poda de la lagerstroemia es fundamental, ambas plantas son de hoja caduca y necesitan una poda apropiada en febrero para florecer durante el verano.

 

Hortensia en plena floración

 

Lagerstroemia o Arbol de Jupiter en verano.

 

La poda de rejuvenecimiento de ejemplares adultos, en malas condiciones, la practicaremos a finales de este mes, para que cuando llegue la primavera y las temperaturas empiecen a subir, la planta este preparada para producir nuevos brotes. Los ejemplares con floración primaveral, en general, los podaremos cuando esta termine

 

 

 

El abonado de final de invierno, es muy importante, es un abonado base que nos sirve para aportar alimento y nutrientes a todas las plantas del jardin o terraza. Un aporte general de materia orgánica, tipo estiércol o humus es aconsejable, por lo menos cada dos años.

 

 

Si tenemos una terraza o balcón, es más cómodo aportar humus o guano, que podemos conseguir en envases más pequeños. También podemos utilizar abonos de liberación lenta más específicos para cada tipo de planta, para cítricos, plantas ácidas o césped. Los abonos líquidos se utilizan mas adelante, aunque podemos empezar a utilizarlos en plantas de interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *